Ayúdenos a enriquecer
este diccionario, envíe su
colaboración a
mariaargelia@hotmail.com
Nora Ossorio con el coreógrafo
Rodney en Tropicana
Espere a
que
termine de
cargar
Famosas parejas de baile popular cubano
Parte I de II
Por María Argelia Vizcaino

Muy poco se habla de las parejas de baile popular cubano sin embargo, antes de 1959 fueron
numerosas y resonaron internacionalmente. Cada una con su estilo propio, ya sea ballet
semiclásico, danzas populares, folklóricas y bailes españoles tan gustados y tan bien
representados en nuestro país.

Entre las más antiguas están las parejas que bailaban desde el siglo XIX lo mismo en los circos
como el Santos y Artigas o el Pubillones, y en teatros como el Villanueva y el Alhambra para el
público masculino, o como
Arquímedes Pous que tenía su propia compañía ambulante y
bailaba hasta en patines, siempre pintado de negrito, primero con
Angelita Martínez y después
de 1915 con
Conchita Llauradó. Su sobrino Carlitos Pous (también pintado de negrito) hizo
pareja con
Zoila Pérez trabajando temporadas en el cabaret Montmartre.

Entre finales de la década de 1920 y principio de 1930 se estableció la moda de que cuando las
orquestas cubanas salían al exterior llevaran una pareja de baile, como fueron
Ofelia y
Pimienta
que en 1931 debutaron en New York conjuntamente con los cantantes Antonio (Lugo)
Machín, José ‘Chiquito’ Socarrás y Chepín con la Orquesta Habana Casino de Don Justo Ángel
Aspiazu. Aparentemente, la Orquesta Habana Casino fue la primera agrupación en llevar una
exhibición de bailarines de rumba a Estados Unidos, cuando se presentaron el 26 de abril de
1930 en el Palace Theater de Nueva York.

En 1938 se destacó la pareja de extraordinarios bailarines
René y Estela  que vemos en la
película “México Lindo” (
www.youtube.com/watch?v=TxTbpU8wmws) bailando al compás de la
guaracha “Compay Gallo” de Antonio Fernández ‘Ñico Saquito’ interpretada por el Conjunto
Hatuey que estaba integrado por Evelio Machín, como director, tocando maracas y segunda voz;
el trompetista Oscar Velazco O’Farril ‘Florecita’; en la guitarra y primer cantante Armando Dulfo;
y Francisco Repilado ‘Compay Segundo’ en el tres. Esta famosísima pareja en el año 1939
también bailaron en la película norteamericana “Another Thin Man”, y aparecen en los créditos
como
Renee and Stella, por cierto haciendo una demostración muy elocuente de cómo se
bailaba en Cuba desde entonces y como se exportó por años nuestro baile clásico que en
nuestro país a finales de la década de 1950 se le llamó ‘Casino’ y en New York le pusieron a
partir de 1970 como ‘Salsa’.

Nos dice
María del Carmen Mestas en su documentado artículo titulado “En el Ruedo de una
Falda” que Estela era la hermana de nada menos
Arsenio Rodríguez, llamado el ‘Cieguito
Maravilloso’
“quien en realidad se llamaba Ramona Ajón.Comenzó con la compañía de Roberto
Rodríguez y paseó nuestros ritmos por el mundo. Su pareja con René fue una de las más
exitosas;  juntos trabajaron en el Edén Concert y fueron muy aplaudidos en la Feria Mundial de
Chicago con el
Septeto Nacional de Ignacio Piñeiro. Después de triunfales  presentaciones en
varios países, Estela debutó en el cabaret Beach Comber, en Nueva York. Se presentaría con su
otra pareja,
Papo, en el Havana-Madrid, de Broadway, en un espectáculo centralizado por Rita
Montaner y dirigido por el coreógrafo cubano
Sergio Orta. Por los años 50, Estela con la
orquesta de los Lecuona Cubans Boys bailó en tiempo de rumba el motivo español Andalucía, en
un original arreglo de Armando Oréfiche.”  

Igualmente, triunfando en Europa, especialmente en el Hotel Palace de París en 1928, estuvo la
pareja que formaron el coreógrafo y bailarín
Julio Richards y Carmita Ortiz (antes de ser la
esposa de
Alberto Garrido “Chicharito”) que también trabajaron en Cuba en la compañía de
Pepe Orozco y después pasaron al lado de Juanito Martínez y Juan Pastor. Julio Richards fue el
famoso coreógrafo del Teatro Martí cuando en 1936 se estrenó la obra “Amalia Batista”,
posteriormente bailó con
Olga Negueruela, con Elba Valladares en el teatro Alkázar (que se
llamó en tiempos socialistas Teatro Musical de La Habana); con
Kiki Wilson en New York, con
Amalia Aguiar en Panamá, con Teté Torres y con Luisita Alfonso conocida por el Torbellino
Tropical. Relata en el referido artículo de Mestes que Richards era un
“coreógrafo de
imaginativas ideas, sería el artífice de la superproducción Congo Pantera, en Tropicana,  que
contó con el Ballet Ruso de Montecarlo y reconocidos tamboreros como Chano Pozo.  En el
Conjunto Folclórico dejaron su huella la consagrada
Manuela Alonso, quien bailó con Chano
Pozo
en la Cadena Azul.”

El mítico Luciano ‘Chano’ Pozo fue tan buen bailador como percusionista, se destacó bailando
en comparsas como El Barracón, La Sultana, La Jardinera, La Colombiana Moderna, La
Mejicana y en Los Dandys de Belén que se ha hecho famosa la foto en que aparece con
‘La
Única’ Rita Montaner
, su gran descubridora y amiga. Cuando salió a New York en 1946, fue
Miguelito Valdés ‘Mister Babalú’ quien lo presentó en su show en el cabaret La Conga, con
la pareja de baile integrada por
Cacha Martínez y Pepe Becké que le acompañaban.

Otros músicos también fueron grandes bailarines, como
Silvestre Méndez que vimos con la
mexicana
Meche Barba bailando al compás de 'Que suave' con Beny Moré, una coreografía
que muchos años después usó
Johnny Pacheco en New York para su son montuno que
bautizó como "Pachanga" plagiando la de
Eduardo Davidson http://es.youtube.com/watch?
v=NbuCl4_hEWQ&feature=related. Ya desde entonces se estilaban parejas multirraciales como
ésta y las formadas por otro músico, actor y cantante que fue un reconocido bailarín y
coreógrafo:
Kiko Mendive, quien bailó con la vedette nicaragüense Yadira Jiménez en el filme
Pasiones tormentosas (1944); también con
Meche Barba en ‘Cortesana’, con María Antonieta
Pons
en "Pasiones tormentosas" la conga "Préndeme la vela" de Lucho Bermúdez  www.
youtube.com/watch?v=AcB8BPzmSSo&feature=related y para la película ‘Pervertida’ que en
1945 debutó la rumbera cubana
Amalia Aguilar.

Otra pareja de las más antiguas fue la compuesta por
Gracia y Mario que en el año 1932 viajan
a España junto a la compañía del maestro Ernesto Lecuona, entre los que se encontraban
Miguel de Grandy, Maruja González y Carmen Burguete. También con el maestro Lecuona, pero
en 1940 en Buenos Aires, Argentina, participaron los bailarines
Pablito y Lilón (esta última era
la hermana
Candita Quintana estrella del teatro Alhambra). Un poco antes participaron en el
filme “Ahora seremos felices” que en 1938 protagonizara la puertorriqueña
Mapy Cortés y
después bailaron en New York en el Teatro Hispano, donde en 1949 fueron bautizados como
“Los Diamantes Negros”. Esta pareja tuvo un final trágico cuando en un arranque de celos
Pablito asesina a Lilón y posteriormente se suicida, hecho que recoge el
Beny Moré en su
canción
‘Rumberos de Ayer’.

A mediados de la década de 1930 el matrimonio formado por los actores  
Pepa Berrios y
Rolando Ochoa
también trabajaron como pareja de bailes y salían de gira por todo Centro y
Sur América, soprendiendo a los dominicanos en 1939 cuando en su tierra le bailaron un
merengue como si fueran nacionales, cuando este baile todavía no se había internacionalizado.

Los que fueron en su época famosos
Coros de Clave tenían también sus bailarines y cantantes
distinguiéndose el nombre de
Nieves Fresneda y en Matanzas se recuerdan a Etanislá Luna ’
Rumbera Mayor’
quien bailó con José Rosario ‘Malanga’ Oviedo, quien además hizo pareja
con
Aguedita Álvarez. En Marianao sobresalieron los rumberos Carmen Curbelo y Luis
Correa
que en 1943 viajaron a New York, Chicago y Hollywood, y se dice que fueron los que
inventaron la rumba conocida como La Mula o la Herradura, en la que ella representaba a una
mula que su pareja trataba de cogerle el pie como para ponerle una herradura.

Cada cabaret, que eran incontables, se caracterizaba por su show y su pareja de baile, como en
El Colonial
Cary y Rolando; en el Hotel Sevilla Biltmore Silvio Stevens González y Elisa
Burgal
; también Silvio bailó con Ada; Mercedes y Manolo de Triana en el Alí Bar; Lavenia e
Ibrahím
en el cabaret Pennsylvania, y en este lugar Maruxa y Héctor; por Tropicana pasaron
Leonela González con Henry Boyer, Rodney con Nora Ossorio, Rolando con Berthica
Serrano
; en el Bamboo, Club de la Avenida de Rancho Boyeros de la compañía de Héctor del
Villar;
Ángel Salas y Fina de Villa que era una bailarina española que nos cuenta Rosendo
Rosell
en su libro de ‘Vida y Milagros de la Farándula en Cuba’ que se lució en espectáculos al
lado de figuras internacionales como Maurice Chevalier, Delia Cruz y los mexicanos Pedro
Vargas y María Félix, considerada una gran estrella de las décadas 1940-50. En el Casino
Parisién del Hotel Nacional fueron muy famosos
Roberto y Mitsuko, que se fueron en 1960 a
residir a México y hemos visto al primero sirviendo en el 2007 como respetado miembro del
jurado del programa de TV ‘Bailando por un Sueño’ donde le llaman Roberto Mitsuko como si
fuera su apellido cuando en realidad es
Roberto Gutiérrez que formó pareja desde Cuba con
Mitsuko Miguel. Y en el Montmartre bailaban Alexander y Marta Elena Castillo, quien estuvo
entre las ocho fundadoras de
Las Mulata de Fuego y formó pareja además con Miguel
Chekis o Chequis
que en realidad se llama Miguel Ángel Pérez Salgado y arrebataron en el
Sans Soucí de La Habana y en Europa. Igualmente en el Montmartre fueron reconocidos como
los mejores intérpretes del danzón la pareja integrada por
Elpidio y Margot, siendo sus
seguidores
Haydeé y Colina que continuaron bailando danzón en el popular programa de TV
‘San Nicolás del Peladero’.

Y en la TV cubana con tan elegantes programas, se lucieron
Elena del Cueto con Robertico
Rodríguez
especialmente en los programas “Cabaret Regalías” que se convirtió en “Casino de
la Alegría” del canal 4-TV. Además, fueron admiradas parejas de baile
Gladys y Freddy; Tony
Lamarand y Mary Esquivel; Cristina e Israel; René y Kuky; María del Carmen y Kristian

que esta última hicieron temporada en Chicago, y en la misma ciudad, pero bailando español se
vio a
Adria Elena y el Chicuelo, igualmente en este estilo de danzas españolas estuvieron Los
Romero
con Frankie, Lorenzo y Estelita Romero más Lolita Monreal, etc.

Por supuesto, en esta recopilación no están todos, pero esperen al final de la segunda parte
para que después me escriban con los faltantes que ustedes se acuerden, aunque me darán la
razón que les he recopilado la mayoría.
Continúa.-

Famosas parejas de baile popular cubano
Parte II de II

Y aunque no era 100% cubana incluyo en este trabajo de Parejas Famosas de Baile Popular de
Cuba a la integrada por
Juan Puerta y la que fue su esposa Luana Alcañiz, cuyo verdadero
nombre fue Lucrecia Ana Ubeda Pubillones, (sobrina de la famosa cupletista y actriz cubana
Pilar Arcos) quien nació en Filipinas en 1906 y se crió y educó en el Cerro, Cuba, siendo
contratados en 1930 por la Fox y en 1932 por la compañía de Al Jolson con quien salen de gira
por toda la América en la década de 1940 para establecerse en 1947 en Madrid, trabajando en
muchos largometrajes, entre los primeros «Sucedió en La Habana» de Ramón Peón, 1938.

Algunas orquestas tenían una sola bailarina, como la vedette
Nelly Castell que acompañó por
Europa a la de Armando Oréchife; el Conjunto Daiquirí tenía como cantante y rumbera a
Natalia
Herrera
; la orquesta de Pérez Prado primero con Ninón Sevilla, después con las Dolly Sisters
(Caridad y Mercedes Vázquez)
 www.youtube.com/watch?v=l7qrVPMVa2w&feature=related y con
Celia Romero, que cruzando la frontera de México para Estados Unidos perdió la vida en un
trágico accidente;
Gladys Ziskay del Conjunto de Mario Agüero y Carlyle que trabajaban en el
cabaret Montmartre de los hermanos Pertierra, entre otras.

Por supuesto, también estaban las bailarinas y vedettes encantando con su cuerpo y talento sin
un compañero de bailes específico como el trío de
Rocio, Dorca e Idania en el Bamboo, en el
mismo club que
Norma Naranjo “La Venus Antillana; Mayra Freyre en La Campana;  Alicia
Álvarez
“La Rubia del Edén; Marta Veliz “La Meneito”; María de los Ángeles Santana que
todavía en 1951 se mantuvo cuatro años en la cartelera de Madrid;
Rosita Fornés “La
Primerísima Vedette”
; Lydia Martín esposa del trompetista y periodista Gonzalo Lebatard;
Olga Chaviano; Lina Salomé; Isora; Namora; Chelo Alonso “La bomba H cubana”;
Blanquita Amaro
“La Atómica cubana”; Rosa Carmina (Rosa Carmina Riverón Jiménez);
Amalia Aguiar (Amalia Rodríguez Carriera), y María Antonieta Pons “El ciclón del Caribe;
Celeste Mendoza “La Reina del Guaguancó”; Amelita Vargas que se quedó en Argentina;
Nora Flavia, que exhibió el baile Mozambique con Pello el Afrokán; Cristy Domínguez; Aleida
Santiago; Tatiana Hoyos; Emma González; Lina Alvarez; Teresita Chanquet
(madre de la
cantante Jackie Arredondo);
Cuquita Carballo, tan popular en Brasil;   July del Río (muy
aplaudida en el Festival de San Remo, Italia);
Onix Morera llamando la atención con sus danzas
árabes; las bailarinas españolas
Marta Picanes, Oneyda Quevedo, Obdulia Breijo apodada
‘La Sevillanita’, que además cantaba y
Olga Bustamante que llegó a ser directora y primera
bailarina del Conjunto de Danza  Española de Cuba. Y fueron también bailarinas antes de ser
excelentes comediantes
Velia Martínez, Sandra Haydeé y Norma Zúñiga, entre muchísimas
más de extraordinaria belleza y talento que no sólo actuaban en teatros y cabarets también en
programas de TV como en "Jueves de Partagás" y “El Cabaret Regalías”. Mucho antes,
Carmen
Curbelo
fue la internacional rumbera cubana que bailó en una película de la Paramount titulada
‘Rumba’ en 1935.

Bailarines de todas partes del mundo bailaron mucha música cubana como
Walter Carlos y su
esposa en el Wintergarten de Berlín, Alemania, los norteamericanos
Sylvia Lewis y Dante
DiPaolo
que vemos en este video junto a Pérez Prado www.youtube.com/watch?
v=uTP4XTn85IQ&feature=related y bailando la fantasía cubana www.youtube.com/watch?v=4jA-
e6JUCeM&feature=related; las rumberas mexicanas Lilia Prado, Evangelina Elizondo,
Amanda del Llano y Chula Prieto
(María del Carmen Prieto Salido) junto a Tintán, Resortes y
Cantinflas; la argentina
Rosita Quintana; y la famosa tahitiana-norteamericana Yolanda
Montes ‘Tongolele’.

Y estos bailarines requerían de coreógrafos, igualmente los grandes espectáculos que se
desarrollaron en tantísimos cabarets de Cuba, en teatros y revistas musicales que se exportaban
y llevaban al cine. Fueron muchos los de renombre como
Jorge del Valle, Rafael; Raymond;
Oscar Moreno; Luis Trápaga
; el argentino Carlos Sandor que hacía pareja de bailes con
Juliette; Rubén Savón; Andrés Gutiérrez; Guanary Amoedo; Luis Hidalgo; Ñico Zelpi;
Gustavo Roig; Sergio Orta, Joaquín Rivera, Armando Suez, Francisco Chinea, Pablo
Mora, Tomás Morales
que fue auxiliar de Rodney conocido por el esplendor que le dio a
Tropicana y se llamó
Roderico Neyra. De esta cantera es que sale Pedro Armenteros, el
formidable coreógrafo y bailarín que vemos en la televisión de Miami, América TEVE canal 41.

Otro de los grandes coreógrafo y bailarín fue
Henry Bell, fue quien hizo la coreografía de la
revista de Tropicana que se estrenó en España en 1957 donde bailaron
Olivia Belizaire, Lina
Ramírez, Nury Ortiz
,  con Rolando Espinosa y Miguelito Primo.

Pero como dice el Dr. Cristóbal Díaz Ayala en el libro “Del Areyto ala Nueva Trova”: “Estos
eran los grandes cabarets que dirigían sus shows por igual a los turistas y a los cubanos; pero
había una segunda línea dirigidos a la clientela cubana casi exclusivamente, en lugares más
modestos, pero por lo general con dos orquestas y un show que podía tener, a veces, un coro
de bailarinas, e indefectiblemente una pareja de bailes cubanos o internacionales o españoles,
un trío y una o más figuras de cartel.”

Después de 1959 como nadie más que el tirano Castro podía sobresalir, estas parejas
mermaron notablemente al mismo tiempo que disminuían los lugares donde salir a entretenerse y
los grandes espectáculos. A penas se mencionaban a
Alberto Alonso y su esposa Sonia
Calero
, que terminaron exiliándose en la Florida, y Gladys González y Antonio Camejo,
matrimonio de bailarines y coreógrafos del ICRT, que salieron para Venezuela donde pusieron
su academia de bailes.

La prensa controlada milagrosamente publicó un trabajo con la firma de
Jesús Risquet Bueno
y con el título
“El bailarín Rolando Espinosa, gran rumbero de Cuba” (www.trabajadores.
cu/secciones/cuba/cuba_por_dentro/el-bailarin-rolando-espinosa-gran-rumbero-de-cuba) donde
nos narra sobre el gran bailarín que fue
Rolando Espinosa Contreras, que formó pareja con
Vilma Valle, con Meche, con Anisia y hasta con Elena Burke y Omara Portuondo en el
cabaret Tropicana. Y eso se contó después de que murió 21 de noviembre del 2004.

Otro bailarín llamado
Rolando, de apellido García y apodado “El Rumberito” por Cuco
Conde
, su principal momento fue en Tropicana junto a la bella bailarina Rosita Alfonso, cuyo
verdadero nombre fue Haydeé y que tuvo como primera pareja a
Pepito y también bailó con
Eddy Cabrera y que en Venezuela antes de fallecer en 1954 bailó con Tony Arroyo, y además
fue parte de Las Mamboletas de Gustavo Roig cuando se fue
Lina Salomé. En el libro del Dr.
Díaz Ayala menciona como primera pareja de Rolando a
Nancy Morén y después bailó con Ana
Gloria Varona
(que fue casada con Luisito del Pozo, el hijo del alcalde de La Habana) y
también con
Raquel Maceda (que al separarse se unió a su hermana Yoly entrando en el
espectáculo del cabaret Sierra que su dueño Joaquín las llamó
“Las Caramelos”). Por su parte
nos dice
Rosendo Rosell en uno de sus enjundiosos tomos de Vida y Milagros de la Farándula
en Cuba, que
Rolando García quien era un estibador de los muelles se inició bailando con
Bertica Serrano en el cabaret Faraón, que bailó después un breve tiempo con Virginia Alonso
y más adelante con
Raquel, con Ana Gloria y con Nancy. Lo que sí es innegable es la fama de
Rolando, que al exiliarse en Miami no bailó más y aún hoy es muy recordado.

A finales de la década de 1970, con la popularidad de un nuevo programa juvenil que sirvió para
recuperar los bailes tradicionales se dieron a conocer por TV bailadores de famosas Ruedas de
Casino como fueron los Jimaguas del municipio Regla
Ortelio y Orlando Hernández Parra con
sus respectivas parejas que bailaban en la famosa comparsa de Los Guaracheros, y
Caridad
‘Caruca’ Rodríguez Riverón y Rosendo Eugenio González Doncel
que formaban parte de
la rueda que practicaba en el llamado círculo social Patricio Lumumba, antiguo Miramar Yach.

De ese programa “Para Bailar” salió otra pareja al mundo profesional, que fueron los ganadores
de la competencia anual de 1978, conocidos por su apellido
Santo. Como eran bailadores de la
calle, para formarse profesionalmente tuvieron que estudiar completando su enseñanza en el
Conjunto Folklórico Nacional, e increíblemente
Ángel Santo pasó cinco años en una escuela de
salsa en Roma, graduándose de maestro. En el mismo programa ganaron en 1980 la pareja
integrada por
Rebeca Martínez y Miguel Ángel Masjuán, quienes pasaron al profesionalismo,
y en el exilio he visto a Masjuán formando pareja con la actriz
Belkys Proenza en una de las
revistas musicales que produce el grupo Havana Fama de
Juan Roca.

Son muy pocas las orquestas de ahora que tengan parejas de baile, conozco el grupo
Son del
Caribe
fundado en Cuba por Jesús Pupo Valle en 1998, que para ilustrar su variado repertorio
de ritmos cubanos y dominicanos nada mejor que dos parejas de bailes formadas por
Yasser y
Dafne
y por Ithis y Leolvis.

En Miami, a finales del siglo XX tuvimos en los espectáculos bailando música cubana a
Mayra y
Silvio
conocidos por los Cuba-rumba, más recientemente a Darcy y Bianka, entre otros,
lamentablemente sin que se les dé a conocer como se debe, porque quizás los promotores de
espectáculos, mucho menos los que presentan programas de TV, no han considerado la
importancia que tienen sus demostraciones, que si en algunos ponen parejas de bailes, casi
nunca mencionan sus nombres. Con la excepción del filme del cubano Andy García ‘The lost
City’ donde vimos a la coreógrafa y bailarina
Neri Torres fundadora de la compañía Ifé-ilé
derrochando sus conocimientos de nuestros bailes, y algún que otro video musical de Gloria
Estefan, Willy Chirino, Albita, etc. También está el espectáculo
Havana Nigth Show, creado por
la alemana
Nicole ‘ND’ Durr, que en el 2004 hicieron historia con su asilo masivo en Estados
Unidos, famoso como grupo pero sin destacar a sus parejas de bailes. Además, en Hungría
conocemos a
José Alberto Rey que desde 1996 está dedicado a dar a conocer los bailes
típicos de nuestro país y para esto ha fundado la academia "Salsa Tropical Dance Studios”
www.
salsadecuba.hu

En resumen son estos bailarines, -que proliferaron de todas las razas y grupo social- los que
gracias a ellos se dio a conocer la variedad de bailes que tenemos en nuestro país, por eso el
mundo los ha disfrutado a la par del pueblo cubano y en algunas partes los han considerado
como propios. A todos ellos dedico mi reconocimiento y admiración porque sin los mismos nunca
se hubieran divulgado nuestros bailes, ni mucho menos convertido en internacionalmente
famosos.-

Opiniones y sugerencias bienvenidos a mariaargelia@hotmail.com. Más trabajos de la autora puede
encontrarlo visitando
www.mariaargeliavizcaino.com
Ana Gloria y Rolando
(Ana Gloria Varona y Rolando García)
Ángel Salas y Fina de Villa
(Club Bamboo)
Carlitos Pous y Zoila Pérez
(Cabaret Montmartre)
Luciano 'Chano' Pozo y Rita
Montaner
(Comparsa los Dandys)
Lavenia e Ibrahím
(Cabaret Pennsylvania)
Roberto y Mitsuko
Roberto Gutiérrez y Mitsuko Miguel
(Cabaret Parissién, Hotel Nacional)
Pepa Berrios y Rolando Ochoa
Lilón y Pablito
Olga Bustamante
Ninón Sevilla
(Película "Aventurera")
Henry Boyer y Leonela González
(Cabaret Tropicana)
Rosendo y Caruca
e-mail  -    mariaargelia@hotmail.com
Copyright © 2010 María Argelia Vizcaíno

Opiniones sobre este trabajo
pueden ser enviadas
escribiendo a
mariaargelia@hotmail.com
Sección constantemente en
progreso, visítela próximamente
Otros diccionarios y notas de
importancia
Carta del Dr. Cristóbal Díaz Ayala

From: CRISTOBAL DIAZ AYALA
To: rvizdesigner@yahoo.com
Cc: jaime Jaramillo ; fundmusicalia@gmail.com ; Manuel Guerrero
Sent: Sunday, July 06, 2008 9:11 AM
Subject: Re: Famosas parejas de baile popular cubano

Querida amiga: Formidables artículos. Encontré decenas de nombres que no conocía; Extraordinario! Se lo estoy
pasando a varios amigos, y aprovecho además para mencionar algunos otros nombres que quizás te interesen, o
datos adicionales: Alicia Parlá, que es la bailarina cubana hermana del famoso Parlá aviador, que Azpiazu lleva a
Europa con su orquesta y causa furor; las Cías que organizaban Garrido y Piñero a lo largo de los 40’s, contaban
con dos grandes rumberas; Marina, casada con el locutor Cuco Conde, y Digna Zapata, que era además un
magnífica recitadora. Cuquita Carballo comenzó bailando en el Shanghai, créalo o no; Chelo Alonso hizo varias
películas en Italia; Cuando el Sexteto Nacional fue a la feria de Sevilla en 1929, se encontraron que había una
rumbera cubana en España, Urbana Troche, que supongo bailaría con ellos en sus presentaciones, lo que le hace
posiblemente el primer grupo musical cubano con bailarina.

Hay que recordar también que la primera orquesta cubana en que prácticamente todo el mundo bailaba, fue la
Lecuona Cuban Boys bajo la dirección de Oréfiche; en el Conjunto Casino, Patato Valdés se echaba sus bailaditas,
sobre todo con el famoso baile del pingüino; y la orquesta de Fajardo tuvo dos parejas de baile, el bailarín de una
de las cuales era Bacallao, que después como una de las voces de la orquesta Aragón, tiraba sus pasitos, con el
otro cantante, Pepe Olmos. Y en la misma orquesta, Tomasito Valdés soltaba el cello para echar unos pasitos,
sobre todo cuando se tocaba el cha onda, ritmo creado por él.

Y volviendo al Casino, en una época usaron a la magnífica rumbera Aidita Artigas en sus presentaciones. Y si vas
a la Revista Show, en los 6 años que se publicó aparecieron decenas de parejas y bailarinas. He dicho, en broma
claro, que por un tiempo en México para hacer una película, bastaba tener una rumbera cubana, un título, tomado
muchas veces de una canción cubana, y si acaso, un argumento. Pero lo cierto es que gracias al cine mexicano,
vimos a muchas rumberas cubanas. En un libro, que doné a FIU y allí puedes examinarlo, hay un libro dedicado a
las cinco rumberas más importantes del cine mexicano, y cuatro de ella eran cubanas: María Antonieta Pons, Ninón
Sevilla, Rosa Carmina y Amalia Aguilar. Blanquita Amaro hizo películas en México y en la Argentina. En fin, no
acabaríamos nunca....
CDA