Espere a que termine de cargar
Ayúdenos a enriquecer este diccionario, envíe su
colaboración a
mariaargelia@hotmail.com
En honor de aquellos talentos artísticos e intelectuales en Cuba que no
se plegaron al régimen totalitario de los Castro. Por la dificultad que
pasaron al permanecer en la isla sin estar de acuerdo con el gobierno.
Por su sacrificio para poder sobrevivir.
C

Félix Benjamín Caignet Salomón.- Nació el 31 de marzo de 1892,
en Santa Rita de Burenes, San Luis, Santiago de Cuba, provincia de
Oriente. Hijo de madre cubana y padre descendiente de
francohaitiano que se dedicaron al cultivo del café . Durante la Guerra
de Independencia, el Ejército Libertador quemó el cafetal de su padre,
quedando en la ruina, cuando él tenía siete años. De ahí junto a sus 9
hermanos se trasladaron a la ciudad de Santiago de Cuba llevando en
lo adelante una vida de penurias con su padre que había quedado
paralítico. Empezó a estudiar por primera vez en una escuela pública
muy pobre donde fue condiscípulo y amigo desde entonces de nada
menos que el gran compositor, cantante y guitarrista Miguel
Matamoros.
De formación autodidacta, escribe para diversos medios de
comunicaciones, radio, teatro y prensa.
Su primer programa en la radio es en la CMKC, en el programa infantil
"Buenas tardes, Muchachitos", de 6:00 a 6:30 p.m., donde era el
narrador de cuentos, muchos de su propia inspiración, como el
primero de su serie infantil  "“Aventuras de Chelín, Bebita y el enanito
Coliflor”, que además de entretener eran didácticos. Fue el primer
esfuerzo de transmisiones radiales dedicado a niños. Es también el
primero en comenzar el género de episodios de continuación.
Comienza a transmitir por la CMKD del Palacio de la Torre lo que sería
su novela detectivesca que lo lanzaría a la fama nacional “Chan-Li-
Po”, la primera de este género que se transmite en Cuba, estos
episodios se hicieron tan famosos que hasta se montaron en emisoras
de otros países, como Argentina y Colombia, y se Ernesto Caparrós
filmó una película en 1937 que tituló La serpiente roja con un guión de
Caignet, basado en las aventuras de este detective chino. Fue
cuando se introduce por primera vez el narrador en la radio, y a partir
de ahí siguió Argentina, y otros países a incorporar sus narradores
radiales.
Su novela “El precio de la vida” fue la primera que se emitió en un  
horario diurno, a las dos de la tarde. Otras de sus novelas “Ángeles
de la calle”, fue también llevada al cine. Pero la más grabada en todo
el mundo aún hasta la fecha es la novela “El derecho de nacer” que
sale al aire por primera vez en 1948, en el espacio radial creado en
1939 por Luis Aragón con el nombre de "La Novela Radial de los
Precios Fijos", imponiendo marcas records de sintonía, lo que convirtió
a Cuba en el principal productor y exportador de radionovelas.
Como compositor se destaca en el pregón “Frutas del Caney”; “Quiero
besarte” grabada por Rita Montaner; “Te odio” estrenada en La
Habana por Rita Montaner y en Santiago por el Trío Matamoros, y en
Estados Unidos la grabó en inglés Bing Crosby; "El ratoncito Miguel",
canción infantil que estrenó en 1932 en el teatro Rialto, en protesta
contra la dictadura de Machado, lo que le costó permanecer
detenetido varios días en el Cuartel Moncada de Santiago, y que sale
gracias a las protestas de sus oyentes de todas edades. Como poeta
publica el libro “Cuentos negros en papel mulato”, con Poesía Negra,
costumbrista, con muy buena acogida.
Ejerció también el periodismo durante mucho tiempo en el Diario de
Cuba, en Santiago, firmando con el seudónimo de A. L. Kanfor.
Fundador de la Asociación de Reporteros de esa ciudad. En aquel
diario tuvo a cargo una sección patrocinada por los cigarrillos Edén,
donde, entre otras cosas, se publicaban cartas de amor y se premiaba
la mejor de cada día.
Antes de 1959 viajó por muchos países de Centro y Sur América,
donde era recibido por grandes multitudes, y fue reconocido por
muchas asociaciones y entregado incontables premios como de la
prestigiosa Asociación de la Crítica Radial e Impresa, que se conocía
con las siglas ACRI.Aunque también fue duramente criticado por la
prensa, pero fueron más los premios que lo recompensaban.
Al fallecer el 25 de mayo de 1976, en La Habana, llevaba años ciego y
practicamente abandonado, sin salir en los medios de comunicaciones
como la gran figura que fue, porque jamás se sintió parte del sistema
que se impuso en Cuba desde 1959 de odio, censura y terror. Sus
bienes que fueron bastantes, se le decomisaron y ni siquiera se le dio
nada a sus sobrinos, ya que no tuvo hijos. Vivió refugiado dentro de
su fe en Dios, y como declaró en una supuesta entrevista efectuada el
30 de agosto de 1972 por Orlando Castellanos*: sin sentir jamás odio.
*(Palabras Grabadas. Orlando Castellanos, Ediciones Unión, 1996).

José Cid Rodríguez.- Pintor, escritor y poeta autodidacta. Nació en
Cartagena, España, el 4 de enero de 1919. En 1970 obtuvo el Premio
Adquisición. "Salón 70", Museo Nacional de Bellas Artes, La Habana,
Cuba. En agosto de 1977, junto a más de cien escritores y pintores,
fue expulsado de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, donde
había pertenecido durante años a sus secciones de Artes Plásticas y
Literatura, y le había editado dos libros, uno de poesía y otro de sus
cuentos. Los dirigentes del gobierno totalitario nunca le expusieron
por qué fue privado de sus derechos como creador. Integró desde
1977 a 1979 el Grupo Versiones del Paisaje, La Habana, Cuba. Murió
en La Habana, Cuba, el 21 de diciembre de 1979. Ha escrito
Tania
Díaz Castro
: “Las obras de José Cid apenas están en nuestros
museos o galerías de arte. Sólo algunas adornan los hogares de
ciertos escritores que fueron sus amigos”.

D
Barbarito Díez del Junco.- Cantante de una voz melodiosamente
hermosa, de excelente afinación y dicción, se convirtió en un
intérprete diferente que se distinguía de todos, sin haber estudiado
profesionalmente.
Por su inigualable estilo de cantar el danzón y su elegancia en el
vestir y buen porte le fue dado el título de: "La Voz de Oro del Danzón"
o “El príncipe del danzón”. Nació en Bolondrón, Cuba,el 4 de
diciembre de 1909, exactamente en un central azucarero ya demolido
que se llamó San Rafael de Jorrín, hijo de Salustiana del Junco y de la
Mercedes y Eugenio Diez un obrero azucarero. A los 4 años junto a su
familia, se mudan al central Manatí Sugar Company, del municipio de
Manatí, en Las Tunas, también demolido en tiempos castristas. Al
comenzar en la escuelita del Batey comienza a cantar en los actos
culturales y su maestra lo pone a dirigir el coro de la escuela en los
actos públicos. Profesionalmente se inició en 1930, en La Habana
junto a Graciano Gómez, y el tresero Isaac Oviedo crearon el trío "Los
Gracianos" actuando en la peña del Café "Vista Alegre" ubicado en
San Lázaro y Belascoain. Su internacionalización llega junto al
maestro Antonio María Romeu, que es el que introduce el piano para
interpretar danzones en su orquesta y populariza en la voz de
Barbarito el danzón cantado. Falleció en  La Habana, Cuba, 6 de
mayo de 1995, pero antes pudo visitar a su hijo Barbarito en EE.UU. y
saludar viejos amigos, manteniédose siempre sencillo y natural, sin
miedo a expresar su poca simpatía con el régimen tiránico de los
Castro. Y aunque algunos se empeñen en decir lo contrario nos
consta que jamas fue comunista.

L

José Lezama Lima.-

Dulce María Loynaz del Castillo.-

M

Martha Muñiz.- Primera actriz, de teatro, radio y televisión de Cuba, y
ferviente católica cubana. Quien se recuerda por su participación en
tantos programas radiales como el espacio de Radionovelas
"Divorciadas”, en obras de teatro al lado de primeras figuras como
Otto Cirgo, Paul Diaz, Minín Bujones y muchos más de la década de
1940-50. Fue seleccionada en 1956 por la ACRYT entre las figuras y
programas destacados como como primera actriz (Radio). Por cortesía
de Marily Reyez, quien fue su ahijada de bautizo, casada con su
tío/padrino, le dedicamos este espacio con su foto. La misma nos
relata que ella se quedó en Cuba porque su padrino había fallecido y
no quiso dejar a su suegra sola, pero jamás estuvo de acuerdo con el
gobierno de Castro. Y al ser marginada por no integrarse a sus
organizaciones políticas prefirió llevar su arte, sus obras de teatro, a
un convento, donde además fue profesora de actuación para otros
niños y jóvenes discriminados por sus creencias cristianas. En su
memoria, después de fallecida, se creó el Conjunto Artístico Martha
Muñiz que representa obras de teatro en las iglesias con actores que
no son considerados profesionales porque no pertenecen al Ministerio
de Cultura controlado por el gobierno castrista, por lo tanto no se les
permite presentar sus trabajos en ningún festival de teatro cubano.
Las funciones del conjunto artístico Martha Muñiz, tienen lugar en La
Anunciata, en la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús y San
Ignacio de Loyola (calle Reina), además llevan sus obras al asilo de
ancianos de La Habana atendido por las Hermanas de Santovenia.
También en su honor se ha instituido el Gran Premio Martha Muñiz
con la finalidad de reconocer a las personas que están un poco
olvidadas de su entorno.
(Gracias a su ahijada Marily A. Reyes ofrecemos gran parte de
esta biografía y su foto).

P

Virgilio Piñera Llera.- Narrador, poeta, ensayista.  Llamado "Nuestro
Dramaturgo Mayor",  Es considerado el más grande autor teatral
cubano del siglo XX. Su cuantiosa obra ha sido publicada en
diferentes ediciones en Cuba y en el extranjero, y ha sido traducida a
varias lenguas (inglés, italiano, alemán, ruso, húngaro, polaco, etc.).
Nació el 4 de agosto  de 1912, en la ciudad de Cárdenas, provincia de
Matanzas, de padre agrimensor y madre maestra. Apenas recién
nacido su familia se traslada, por razones de trabajo, a Guanabacoa,
en La Habana, hasta 1925 que se muda a Camagüey, y en esta
importante ciudad de provincia cursa el bachillerato, comenzando su
vocación literaria. En 1937 Se instala en la capital definitivamente e
ingresa en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de La
Habana con matrícula gratis, solicitada por él mismo dada su precaria
situación económica, expuesta en carta que dirigió a esa institución.
En 1940 obtuvo el título de Doctor en Filosofía y Letras en la
Universidad capitalina. Fundó y dirigió la revista Poeta (1942). Viajó
por toda América Latina, Estados Unidos y Europa. Fue colaborador
en las publicaciones  Espuela de Plata, Grafos, Clavileño, Ultra,
Orígenes, Gaceta del Caribe, Lyceum, Universidad de la Habana,
Lunes de Revolución, La Gaceta de Cuba, Unión.
En Buenos Aire trabajó como funcionario del consulado cubano, como
corrector de pruebas y más tarde como traductor de la Editorial Argos;
colaboró en otras publicaciones seriadas como Sur, Hoy, Realidad,
Mundo Argentino y Anales de Buenos Aires, y también en Lettres
Nouvelles y en Les Temps Modernes, de París.
En 1962 En la revista norteamericana Odyssey se publica una versión
al inglés de su pieza Los siervos y del cuento "El gran Baro". Escribe
los cuentos "Un fantasma a posteriori", "Amores de vista" y "El señor
ministro", y los poemas "Los muertos de la patria", "Palma negra", "Sin
embargo...", "Entre la espada y la pared", "Cuando vengan a
buscarme", etc. En diciembre se produce el estreno de Aire frío,
dirigida por Humberto Arenal.
Entre sus premios se ecuentra el otorgado en1968 por la Casa de las
Américas en el género teatro por Dos viejos pánicos, publicada ese
año por esa institución cubana y por el Centro Editor de América
Latina, de Buenos Aires. En 1969  en Bogotá se estrena Dos viejos
pánicos, obra que vino a consolidar el reconocimiento internacional de
Piñera como un importante dramaturgo. En Nueva York sube a escena
Falsa alarma, en versión al inglés de Walter Bernard. El Teatro
Musical de La Habana presenta El encarne, con dirección de David
Camps, pieza escrita este año, cuya representación fue la última que
se hiciera en Cuba durante algunos lustros. En Ediciones Unión
aparece La vida entera, compilación de su obra poética hecha por el
propio autor, con exclusión de textos de gran calidad que sólo habían
sido publicados en revistas. Estudio en blanco y negro, obra en un
acto, se edita en España.
Perseguido y condenado al ostracismo, por sus ideales contrarios al
comunismo y no sólo por ser homosexual (ya que en el gobierno
totalitario hay otros homosexuales que nada les sucedió), fallece el 18
de octubre de 1979 en La Habana de un infarto cardíaco, en su casa
de la calle 25 y N en el Vedado. Tenía en proceso de creación en
esos momentos su pieza de teatro Un pico o una pala.
(Recopilación especial de María Argelia Vizcaíno)

Dany Puga.- Cantante. Nació en 1941. En el año 1961 teniendo solo
20 años, se presenta en el programa  ¡Estrellas del Mañana!  que se
trasmitía por Radio Progreso, el programa era dirigido por el
guanabacoense Celestino García Suárez y la selección de los
cantantes eran hechos por Juan Castro incluyendo al público que
asistía al programa, esta selección y premiación se otorgaba
anualmente. Dany  ganó la premiación semanal, la mensual y la anual,
producto de su afinación  su voz mesurada, sencilla y con un timbre y
modalidad algo especial.
En 1962 y tras grabar 12 temas, con la intervención del maestro Eddy
Gaytán, recibió la proposición de la firma Maype de grabar el disco y
convertirlo en Lp. Pero al ser nacionalizada (confiscada) la firma, sus
empresarios salieron al exilio y con ellos la música que Dany había
grabado con sus éxitos: El Twist, Melodías de amor, Media noche,
Muñequita,  etc. Este disco finalmente salió a la venta en el exterior
bajo el sello Bravo. Años más tarde, en 1967, grabó otro LP con
versiones propias  para la disquera cubana EGREM (industria
controlada por el gobierno de los Castro como todo en Cuba).
Dany hizo famosa la balada ¨Así podemos amarnos¨ en la década de
los años 70 con un envío nacional para la radio en cinta  ¼  full track .
Fue además innovador del Back Ground  en el país (cantar en público
sobre una grabación sin  orquesta acompañante).
Estuvo todo el año de 1962 cantando en el night club Palermo (calles
Amistad y San José) en La Habana. En 1963 trabajó todo el año en el
night club Barbaram (frente al Zoológico Nacional) acompañado por el
grupo de Guillermo Rubalcaba teniendo a  Oscar Duarte de animador,
de allí volvió para el Palermo en 1964 pero con el repertorio ya algo
cambiado pues se hacía muy engorroso tocar temas que tuviesen que
ver con la temática del Rock y aún de los Tennagers idols, viéndose
obligado a cambiar para un bolero con altas influencias  baladenses
incluyendo en su repertorio algunos boleros puros.
Ya en 1973 estuvo incursionando poco más de un año en el Cabaret
Nacional de Prado con su repertorio  habitual excluyendo el Twist de
Chubby Checker por estar pasado de moda. Hizo giras por Sancti  
Spiritus, Camagüey, Santiago de Cuba, Varadero y otras ciudades.
A Dany Puga se le llamó de dos formas ¨El feo que canta lindo su
propia versión” (por Germán Pinelli)  y “el Rey del Twist en Cuba”
nombre que le dio el público pues él hizo famoso ese ritmo en todo el
país a partir de la gran difusión tan bárbara que junto a sus
representantes le dieron. Llegó a la cima con el twits de Chubby
Checker y  la  canción  balada “Muñequita” de Steve Lawrence, temas  
versionados por él al español.
Después de 1980 nunca más se presentó en público, fue vetado,
condenado a vivir "farruqueando" para sobrevivir...
En 1994 ayudado por su hijo Marcos  creó un estudio de grabaciones
situado en la ciudad da Guanabacoa llamado Estudios Disantel.  Su
hija Linda Puga grabó a la edad de 15 años en 1977 para la Egrem
en  un single de 45 r.p.m. la balada canción ¨Verte¨ de la autoría de
Tony Taño  y la balada ¨Porque te vas¨ de Danny Puga los dos temas
con producción y arreglos de Tony Taño.
Dany Puga junto a Luís Bravo y Los Astros de Raúl Gómez fueron
hasta finales del año de 1963 los dueños del sentimiento rockero del
país, aquel fue el mejor momento de la historia para dicho genero,
momento este en que por medio de su difusión generalizada  llegaba
a cada uno de los cubanos.  
Dany Puga muere de cáncer con solo 57 años de edad el 10 de
octubre de 1998  luego de ser trasladado del Hospital Salvador
Allende (antigua Covadonga) para pasar sus últimos momentos de
vida junto a sus familiares en su casa. ¡Que en paz descanses
hermano!
(Colaboración de Pablo Valentín Reyes).

R
Nelson Rodríguez Leyva.- Cuentista. Nació en la provincia de Las
Villas, el 19 de julio de 1943. A los 20 años, ya era un excelente
aprendiz de este género literario. Llegó a publicar sólo un libro, el
conjunto de cuentos "El regalo", en 1964, en ediciones R, con la
ayuda del afamado escritor Virgilio Piñera. En 1971, tras un intento
fracasado de secuestrar un avión de fumigación del dueño de todo en
Cuba, que es el gobierno totalitario de los Castro, para poder escapar
del país, fue fusilado de inmediato en la fortaleza habanera de La
Cabaña y su obra fue destruida y prohibida, (3 mil 200 ejemplares
fueron convertidos en pulpa de papel seis años más tarde de su
publicación), por orden expresa del gobierno genocida de los Castro.   
Reinaldo Arenas menciona a Rodríguez Leyva y su destino en un
capítulo llamado "Mi generación" de su obra Antes que anochezca y
también le dedica un capítulo aparte, contando su historia desde su
punto de vista. Gracias a Tania Díaz Castro tenemos su biografía,
publicada en abril de 2007 bajo el título “No te olvidaremos Nelson”.
www.cubanet.org/CNews/y07/apr07/11a6.htm.



S

María de los Ángeles Santana.- Actriz y cantante, considerada
entre las primeras vedettes de Cuba. Nació en La Habana donde inició
su prolífica carrera en la década de 1930 contratada por Pel¡culas
Cubanas S.A. En 1938 intervino en el filme El romance del palmar,
dirigido por Ramón Peón Garc¡a, y al año siguiente figuró en “Mi t¡a
de América”, “Estampas habaneras” y “Cancionero cubano”. En la
década de 1940 trabajó para el cine, el teatro y el cabaré en México,
donde participó en operetas, zarzuelas y comedias musicales,
compartiendo escena con actores como Pedro Infante, Jorge Negrete
y Mario Moreno "Cantinflas". En el teatro, Santana protagonizó
importantes piezas para la escena cubana como "La verbena de la
paloma", "Cecilia Valdés", "Mujeres" y "Una casa colonial". Sobresalió
en la radio y la televisión para la cual protagonizó series tan populares
como Los abuelos se rebelan; Entre mamparas; y San Nicolás del
Peladero, en el que interpretó durante 24 años el personaje de la
alcaldesa Remigia.
Notable fue también su trabajo lírico con el maestro Ernesto Lecuona,
con quien trabajó en numerosas ocasiones y realizó giras
internacionales estrenando algunas de sus composiciones como "Te
vas juventud" y "Mariposas". Falleció en la capital de Cuba el 7 de
febrero de 2011, a los 96 años de edad.
Talentos en Cuba que no
simpatizaron con el
totalitarismo
e-mail  -    mariaargelia@hotmail.com
Copyright © 2009 María Argelia Vizcaíno

Opiniones sobre este trabajo
pueden ser enviadas
escribiendo a
mariaargelia@hotmail.com
Sección constantemente en
progreso, visítela próximamente
Otros diccionarios y notas de
Martha Muñiz, foto cortesía de su ahijada
Marily A. Reyes.
Félix B. Caignet.
Virgilio Piñera Llera
Barbarito Diez
El último adiós a María de los Ángeles
Santana‏
Por Marcos Miranda

¡Qué triste! ¡Una mujer que lo tuvo todo y se fue solita en un asilo!
La quisimos mucho, fue la primera gran actriz que yo dirigí junto
con el inolvidable Ángel Toraño y los dos fueron muy generosos
conmigo y me dieron un gran apoyo en mis comienzos. Después
la dirigí en el "Zoo de Cristal" de T.
Dulce María Loynaz del Castillo
Dany Puga
José Lezama Lima
No te olvidaremos, Nelson

Por Tania Díaz Castro

LA HABANA, Cuba - Abril (www.cubanet.org) - Nelson Rodríguez Leyva
nació en la provincia Villa Clara el 19 de julio de 1943, y fue fusilado en
1971 en la fortaleza habanera de La Cabaña por intentar el secuestro de
un avión (ver nota ), en busca de libertad. En 1964, adolescente aún, el
afamado escritor Virgilio Piñera le publicó su libro de cuentos El regalo,
en ediciones R; 3 mil 200 ejemplares fueron convertidos en pulpa de
papel seis años más tarde, por orden expresa del gobierno cubano.

La noche de su muerte no le dieron tiempo a mirar por última vez las
estrellas, a ver editado el libro de poemas que preparaba, a escribir una
carta de despedida a la mujer amada, tal vez nombrada Elena Parente, a
quien dedicó su libro de cuentos. Ni siquiera pudo tener una defensa
eficaz en el juicio. Lo mataron así, de pronto, con una ráfaga de balas
que rechinaron sobre el paredón, mientras el poeta, con las manos
atadas y los ojos vendados, pensaba en la crueldad de los hombres.

Cuando el pelotón de fusilamiento recibió la orden de: Apunten, ¡fuego!,
no sabía que mataban el corazón de un poeta, de un artista de gran
sensibilidad y talento.

Alguien que fue su amigo me dice que Nelson era un joven apuesto,
elegante, de fuerte personalidad, e inconforme. Un buen samaritano muy
sincero, sentimental, y reacio a las órdenes de disciplina.

En los breves relatos de El regalo, tan breves como su vida misma, el
elemento más recurrente es su propia muerte, demasiado temprana, la
que gravita como una obsesión entre sus páginas. ¿Acaso la presentía,
temeroso del tiempo, de la vejez?

Le siguen y sobresalen el mundo subconsciente de su infancia,
enlazado con lo fantástico, su imagen, que se le escapa del espejo, la
angustia, la pasión por todo lo que ama.

En su obra literaria en ciernes no aparece para nada la llamada
Revolución Cubana. Ni siquiera la menciona, como si presintiera el joven
creador que esa Revolución lo llevaría al cadalso.

Nelson Rodríguez Leyva, a los 20 años, ya era un excelente aprendiz de
este género literario más antiguo que Cristo. Es posible que sus
inspiradores fueran Kafka o Jorge Luis Borges y por eso nada tiene que
envidiarle a la principal cuentística del antiguo Oriente, tampoco al
realismo mágico de Isabel Allende, porque se le adelantó a la autora de
La casa de los espíritus. Su buena carga de poesía en la atmósfera de
sus narraciones, su hondo pensamiento de adolescente precoz, son sus
mejores virtudes, sus dones más preciados; todo lo supo utilizar para
así mezclar lo real con lo sobrenatural. En su cuento titulado Pesadilla,
dice:

"Según iba subiendo la escalera, me notaba más pesado. A cada
peldaño que debía vencer era una parte de mi esfuerzo que escapaba
inútilmente. Las piernas se tendían hacia los escalones como plomos
colgados de una soga. Y sentía que todo mi cuerpo era atraído por la
fuerza de la gravitación. Los temores no se alejaron de mí, sino que, al
contrario, obraron más ímpetu, pareciendo que perdería la razón si no
lograba encontrarme. Las manos adheridas a los huesos, como
engomadas, me daban miedo y no podía olvidar que yo estaba muerto.
Caminé frente al espejo. En vano busqué mi rostro".

"Ya he perdido gran parte de la piel del pecho; y con temor contemplo el
orificio de bala en mi corazón. Con más intensidad que antes siento que
mi cuerpo arde, o lo que queda del mismo, y ese dolor punzante me crea
un vacío en el cual vago, y noto que camino sin moverme. Miro mis
manos. Ya no queda nada excepto los huesos. No me acostumbro a la
idea de estar muerto".

Seguramente la Unión de Escritores y Artistas de Cuba no pidió
clemencia para el creador Nelson Rodríguez Leiva. Transcurría el largo y
lamentable tiempo de Nadie escuchaba. Durante la guerra de los
mambises en el siglo XIX, el Mayor General José Maceo habría
intercedido en su defensa. Cuando uno de sus bravos subalternos situó
a la banda de músicos en un lugar riesgoso, José Maceo exclamó,
molesto: "Si usted o yo morimos, nada importaría: se corre el escalafón y
nos sustituyen fácilmente; pero si muere un artista, no podríamos hacer
lo mismo ".

La vida de este artista a nadie importó. Su mayor pecado, mientras sufría
el totalitarismo castrista, fue sentirse dueño de sus decisiones. El, que
sólo era romántico y a veces lloraba, cometió un error: usar la fuerza que
no poseía realmente en pos de la libertad, pero mayor error fue haberlo
matarlo aquella noche de 1971, durante el apogeo del estalinismo en
Cuba.

El otro día, cuando tomé su libro entre mis manos, salvado del
holocausto por manos generosas, aún con sus páginas blancas y
limpias, como recién salido de la imprenta, sentí una gran angustia, un
raro dolor. Su destino fue morir, pensé; el mío, a pesar de haber sentido
una vez mi muerte en un paredón de fusilamiento, fue seguir aquí, para
que un día, mientras un sol inmenso y hermoso de abril pudiera
asomarse por entre los framboyanes de mi calle, yo abriera la puerta de
mi casa para recibir de manos de un amigo el libro de Nelson, con su
portada color naranja, igual que el sol de esa tarde y las impresionantes
palabras que aparecen en uno de sus relatos:

"Me doy cuenta de que soy levantado en peso. Ya no oigo nada. Debe ser
por lo hermético de mi encierro. Sé que dentro de un rato todo habrá
pasado, y acabará con unas paletadas de tierra. Era bueno, dirán".

O esas otras que escribió tal vez como epitafio: "Ahora sí estoy
convencido que me queda poco. Y por tanto deseo dejar un recuerdo. No
quiero que me olviden".

NOTA DE LA REDACCION
En el primer párrafo: "por intentar el secuestro de un avión", es
preciso aclarar que se trataba de una avioneta de fumigación, y no de
un avión comercial.
Ayúdenos a enriquecer este diccionario, envíe su
colaboración a
mariaargelia@hotmail.com